2009/09/28

Gato Santo

Porque todos amamos a Nietzsche.

Éramos amigos y nos hemos vuelto extraños. Pero está bien que sea así, y no queremos ocultarnos ni ofuscarnos como si tuviésemos que avergonzarnos de ello. Somos dos barcos y cada uno tiene su meta y su rumbo; bien podemos cruzarnos y celebrar juntos una fiesta, como lo hemos hecho - y los valerosos barcos estaban fondeados luego tan tranquilos en un puerto y bajo un sol que parecía como si hubiesen arribado ya a la meta y hubiesen tenido una meta. Pero la fuerza todopoderosa de nuestras tareas nos separó e impulsó luego hacia diferentes mares y regiones del sol, y tal vez nunca más nos veremos - tal vez nos volveremos a ver, pero no nos reconoceremos de muevo: ¡los diferentes mares y soles nos habrán trasformado! Que tengamos que ser extraños uno para el otro, es la ley que está sobre nosotros: ¡por eso mismo hemos de volvernos más dignos de estimación uno al otro! ¡Por eso mismo ha de volverse más sagrado el recuerdo de nuestra anterior amistad! Probablemente existe una enorme e invisible curva y órbita de estrellas, en la que puedan estar contenidos como pequeños tramos nuestros caminos y metas tan diferentes -¡elevémonos hacia ese pensamiento! Pero nuestra vida es demasiado corta y demasiado escaso el poder de nuestra visón, como para que pudiéramos ser algo más que amigos, en el sentido de aquella sublime posibilidad. Y es así como queremos creer en nuestra amistad de estrellas, aun cuando tuviéramos que ser enemigos en la tierra.

Es re loco como a veces alguien cercano se transforma en un completo desconocido (O un completo forro de mierda o algo así), bah que se yo. Ah pensaba en algo raro, y todavía no es un tema de moda, por el momento. Bue hay gente que se propone cosas para cada año nuevo, hace balances y boludeces de ese tipo. Cosas simples, o no, del tipo “Voy a dejar de fumar (O mejor no)”, “Voy a bajar de peso (Quizás no)”, “Voy a terminar mi carrera (Puede que no)”, “Voy a lograr que Angelina jolie me adopte (Es improbable)”, “Voy a comprarle un trono al gato (Oh, Vlad, oh)”, “Voy a etcétera (and so on...)”. Todo bien, para mi es costumbre sentir que desaproveche el tiempo o no, hay cierta resistencia natural en mi a cambiar algunas cosas. Hoy tengo ganas de poner todo en duda (O quizás no)
Vlad says: denme el treintesmo.

Ese es el gato iluminado, el gato santo. Adórenlo como adoran a Jesús zombie. O no adoren un carajo, solo estaba jugando con el photoshop :P

Escuchando: Como tipeo, ea,ea

8 Comment(s) From Hell:

fea dijo...

Y ya tiene algún templo… o le rezamos desde acá nomás…???

Eugenia.- dijo...

Mira la idea es que nos den el teintesmo y construimos un par de catedrales / Capillitas :P y ahi vemos jajaja.

Revolución En Los Corazones dijo...

Yo quiero la estampita para cuando tenga que ir a rendir. Dónde la consigo?

Thotila dijo...

Guarda que lo estan por abducir los extraterrestres al gato ese!

Zeithgeist dijo...

a ver si consigo el link para obtener tu diploma esoterico... pera.

we no lo encontre pero te presto el mío:
http://img200.imageshack.us/img200/3604/reverendzeith.png

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

jjjjja

primero me mato, lo que estabas escuchando jjajjj.
Vlad ES el gato santo, le amamos, siempre le amaremos. Oh vlad.

besos trola!

The Fukin Cliché dijo...

Es el ocaso de los ídolos! que nos queda? adorar un jodido gato. Y no...no es para nada excecrable (0% ironía).

de todos modos mi religión (?) me impide adorar falsos profetas por ende mi devoción toda se vuelca en MI jodido gatou que exuda burbujeante sabiduría adquirida tras años de perseguir su propia sombra y lamerse enfáticamente los genitales.

Oh benemérito! el que nunca cambia ni se pone en boludo. ever.

A**

Eugenia.- dijo...

Flor: Pasame tu dirección y te mandamos una estampita, un kg de arena bendita y un autógrafo :P
T-man: Hey hey no, nada que ver… es la santidad que se le sale por las orejas.
Zeithgeist Jajaja que groso por dios :P
Sweet: Bueno, no andan mis auriculares =( es lamentable. Oh, Vlad, oh.
Ameyvra: Se sabe, los gatos son la mejor compañía. Mi gato no ataca su sombra, pero si le teme a las bolsas de consorcio, duerme en mi cama y me ataca continuamente, es un ben gato. Creo que la forma en la que llegan a la santidad es lamiéndose los genitales.

Saludos, oh, saludos.

 

Ponele que esto lo hizo Zombie! el aburrimiento, oh, el aburrimiento