2007/04/15

Smoke

Existe, no existe, existe el humo que me intoxica pero lo necesito, no lo necesito, mi mente me lo ruega pero mi cuerpo te rechaza y me intoxico porque la necesidad es tan real que debo auto destruirme para sentirme viva. Como esos locos que se cortan las venas para morir viviendo. Existo, existo hasta el fin. Porque no escribo historias, no hay una prosa envidiable, no hay estilo ni técnica… Ah soy un error, soy una falla en el sistema educativo. Existe, no existe, existe la pastilla que me permite dormir que apacigua el dolor en mi cabeza, en mi mente, si pienso en el dolor ¿Deja de existir? Pensálo, glozalo, definilo, cuantifícalo y el sentimiento muere a la razón. Si lo pienso no siento. Sin embargo no deja de ser mentira porque mi cuerpo se intoxica, se intoxica y rechaza, vomito, vomito en el baño y corro a prenderme otro cigarrillo y tirarme en el patio. Cuando algo me jode mucho me quedo tirada en mi patio con el cuerpo extendido y las manos entrelazadas en el pecho. La pose que se descompone che, se descomponen se desarman en podredumbre, pero ese no es mi caso. Me despierto, me prendo otro cigarrillo, me tomo otra pastilla y vuelvo a pensar. Hablaba con mi vecino me contaba las maravillas de ser arquitecto y me imagine una ciudad de maquetas. Una ciudad de maquetas existe. Entonces decidí dejar mis medicamentos pero ya los había dejado hace un tiempo y sigo intentando recordar esos meses de anestesia la evasión del antidepresivo. Parecías mas feliz, me dijo el ex vecino, el ex amigo, el ex hermano, me dijo eso y se dio vuelta se perdió en esa vereda, se fusiono con unos arboles y las sombras, se perdió esa tarde y volví a prenderme un pucho intentando recordar cuándo parecía mas feliz. Soy increíblemente feliz y no me di cuenta ¿Lo soy? Sin embargo eso no importa. Me prendí un pucho, arrugué el atado vacío a la quinta bocanada sentí como se iban mis fuerzas y me imagine tirando el humo, tirando el cigarrillo y tirándome en mi cama me imagine eso mientras lo terminaba, lo terminaba con asco mientras un auto aparecía en la esquina y me encandilaba con los faros altos. Carajo deberia dejar de traficar el pasado.

Salvemos también el pasado de este presente sin lugar para el futuro (Fernando Desmontz)

Escuchando: For you – My Dying Bride

0 Comment(s) From Hell:

 

Ponele que esto lo hizo Zombie! el aburrimiento, oh, el aburrimiento